Remedios naturales para el hígado

El hígado es uno de los órganos que más tareas tiene, ya que juega un rol esencial en la mayoría de los procesos bioquímicos necesarios para la vida. Produce bilis necesaria para la digestión, plasma de proteínas, almacena hierro, regula la coagulación de la sangre, sintetiza el colesterol, almacena glucosa, regula los niveles de aminoácidos en el cuerpo, elimina toxinas del cuerpo y ayuda al sistema inmune a prevenir infecciones. Por esta razón, tener a mano algunos remedios naturales para el hígado es indispensable si queremos que este órgano permanezca fuerte y sano.

Grosella india

La grosella india –también conocida como amla‒ es una de las mejores fuentes de vitamina C, la cual ayuda a que el hígado funcione de forma correcta y al 100% de su capacidad. En Ayurveda, esta planta se utiliza como remedio natural para el hígado perezoso, y recientes investigaciones científicas han descubierto que es ideal para proteger este órgano.

Se dice que también es bueno para tratar la hepatitis B, aunque aún no hay suficiente evidencia al respecto. La mejor forma de consumirlo es de forma cruda, ya sea sola o acompañando ensaladas de frutas y saladas.

Regaliz

El regaliz es otra planta medicinal, que se utiliza para tratar a personas con hígado graso no causado por el alcohol. Estos pacientes suelen tener niveles elevados de enzimas transaminasas, que pueden reducirse mediante la ingesta de este remedio natural para el hígado.

La mejor forma de consumirlo es obteniendo raíz o polvo de regaliz y haciendo una infusión con el mismo y agua hirviendo. Deja reposar unos minutos, cuela y bebe.

Cúrcuma

La cúrcuma tiene un montón de antioxidantes necesarios para mejorar la salud del hígado. Su acción antiviral es un excelente remedio natural para el hígado, especialmente para curar la hepatitis B y C.

Puedes consumir la cúrcuma en forma de polvo, como una especia a incluir en diferentes comidas o incluso en la leche para dar un sabor especial a la misma.

Semillas de lino

Entre los remedios naturales para el hígado encontramos las semillas de lino, encargadas de evitar la unión de hormonas a ciertos receptores de las células, evitando que haya un exceso de las mismas en el torrente sanguíneo, y por ende el hígado deba hacer un menor trabajo.

¿Cómo consumirlas? Rociar unas cuantas en las ensaladas, barras de cereales o panes caseros.

Verduras

Algunas verduras contienen compuestos que ayudan a que el hígado segregue mayor cantidad de enzimas encargadas de la eliminación de sustancias tóxicas potencialmente cancerígenas. La remolacha, el repollo, la zanahoria, el brócoli, el ajo y la cebolla contienen esta acción.

También es importante evitar algunos alimentos: aquellos muy procesados, con gran número de aditivos, ricos en aceite hidrogenado, edulcorantes y alcohol.

Ver más: Cómo limpiar el hígado de forma natural

¿Sabías de la existencia de estos remedios naturales para el hígado? ¿Cómo cuidas este órgano tan importante para nuestro cuerpo?

Siguenos en facebook

Artículos recomendados