Laxantes naturales

Ir al baño para ti es una tortura y tener éxito, un verdadero milagro. Vives hinchada y aterrorizada por el temor de que algún botón disparado acabe por causarte algún problema. Y sí: sufres de constipación. Ahora bien, quizá no haga falta que recurras a algún medicamento y padezcas sus efectos secundarios. Tal vez, estos laxantes naturales pueden serte de gran ayuda.

Bananas

Por su alto contenido de fibras, las bananas favorecen la digestión. Además, contienen muchos fructo-oligosacáridos, sustancias que estimulan el crecimiento de la flora intestinal. Así que copiémosle a nuestros sabios ancestros los monos, y comamos más bananas. 

Manzanas

Las manzanas contienen pectina y esta promueve el correcto funcionamiento de los intestinos. Otro conocido y efectivo laxante natural que deriva de esta fruta es el vinagre de manzana. Si te aburre la idea de comer manzanas, puedes optar por tomar un vaso de agua con unas gotas de este vinagre todas las mañanas. 

Frutos del bosque

Los arándanos, las fresas y las moras son realmente deliciosas y aportan grandes cantidades de antioxidantes. Estos nutrientes son ideales para promover la limpieza del colon. Así que agrega estas frutas a tu yogur de todas las mañanas o prepárate algún jugo para acompañar tus comidas. Cuando quieras acordar, estarás en el baño.

Zanahoria

No es casualidad que animales tan inteligentes como los conejos adoren las zanahorias. Ellas facilitan el buen funcionamiento intestinal y constituyen desintoxicante natural. Por ello, si tienes un conejo y quieres mantener tu casa limpia, piensa dos veces antes de darle una zanahoria...

Cebollas

La cebolla no solo promueve la movilidad de los intestinos. También, contiene numerosos antioxidantes -como la vitamina E, la vitamina C, e ácido fólico, entre muchos otros- que reducen los niveles de colesterol, purifican el organismo y ayudan a prevenir el cáncer. Por todos estos motivos, come cebollas y, por el bien de tus interlocutores, procura mantener la boca cerrada. 

Tomates

Por su alto contenido de fibras, el tomate es un excelente laxante natural. Además, contiene mucho licopeno, que es el pigmento vegetal que le confiere su rojo característico y que ayuda a prevenir tanto el cáncer de colon, como el de próstata. 

Incorpora estos laxantes naturales a tu dieta e ir al baño será moneda corriente. ¡Vamos!, el retrete te espera. 

Siguenos en facebook

Artículos recomendados