Remedios caseros para el ácido úrico

Imagen de Lucia Vazquez
Enviado por: Lucia Vazquez

Altos niveles de ácido úrico pueden causar mucho dolor, especialmente en personas que sufren de gota o artritis. Sin embargo, existen remedios caseros para el ácido úrico que pueden prevenir y tratar el dolor de forma eficaz.

Remedios para el ácido úrico

Hábitos saludables

Los hábitos saludables son indispensables para tratar el ácido úrico: mantener un peso correcto para prevenir ataques, así como también mantener una dieta saludable moderadamente alta en proteínas y baja en grasas. Debemos tener especial cuidado con algunos tipos de carnes como las rojas, y los mariscos, así como también verduras que contienen purinas como la espinaca y los guisantes.

Además, se debe beber bastante agua y evitar las bebidas alcohólicas, ya que hacen que retengamos urato. Debemos evitar los diuréticos, aunque sean naturales. Tampoco son útiles las terapias de calor o frío.

Hierbas y alimentos para bajar el ácido úrico

Las manzanas son frutas muy útiles a la hora de neutralizar el ácido úrico. Las cerezas, por su parte, eliminan toxinas del cuerpo y limpian los riñones. La banana tiene una gran cantidad de potasio, que se encargará de convertir los cristales de ácido úrico en líquido, lo que permite expulsarlo por el cuerpo a través de la orina.

Por su parte, la achicoria, una hierba milenaria, se utiliza para aliviar los síntomas de gota mezclando un poco de raíz de la misma en un litro de agua hirviendo. Se puede beber o usar como un cataplasma. Las cataplasmas de mostaza sirven también en esas zonas en las que sentimos dolor; para ello debemos mezcla una parte de mostaza en polvo y una de harina de trigo, y agregar el agua suficiente para formar una pasta. Antes de aplicarla debemos poner vaselina o manteca de cacao en la zona afectada.

El té de tomillo funciona para bajar el ácido úrico, así como también el bicarbonato de sodio. Por su parte, la raíz de jengibre, el vinagre de sidra y el jugo de limón tienen propiedades antiinflamatorias, alcalinizantes y neutralizantes que pueden reducir el dolor producido por la gota.

Meditación para el dolor provocado por el ácido úrico

Relajarnos y meditar también nos ayudará a disminuri los niveles de estŕes, que pueden elevar nuestro ácido úrico. Con ropa suelta, nos sentamos o acostamos en una posición cómoda. Comenzamos respirando lenta y profundamente, e invitamos a cada parte de nuestro cuerpo a relajarse. Imaginamos en las inhalaciones como un haz de luz entra en nuestras articulaciones, y las exhalaciones como el dolor sale de las mismas.

¿Tienes el ácido úrico elevado? ¿Por qué no te decantas por algo natural y pruebas estos remedios caseros para el ácido úrico? Aunque lleven un poco más de tiempo que los medicamentos recetados, no tienen efectos secundarios y sí mejoran la calidad de vida y los niveles de ácido úrico.

Artículos recomendados