Masaje tradicional tailandés

Imagen de Sebastian Rossi
Enviado por: Sebastian Rossi

El masaje tradicional tailandés proviene de la medicina Ayurvedica y del yoga. Es un masaje terapéutico que se transmite de maestro a discípulo desde hace más de 2.500 años. También esta relacionado con la medicina tradicional china. Se integran los principios de la acupuntura a los masajes, teniendo en cuenta los puntos energéticos en las zonas especificas del cuerpo.

Es un masaje corporal profundo que ayuda a recuperar la energía vital, y para lograr un equilibrio físico, mental, y emocional. Se utilizan técnicas de masajes con los dedos, las manos, los pies, los codos y las rodillas y se trabaja sobre las líneas energéticas del cuerpo.

También se practica el estiramiento, con posiciones semejantes a las del yoga, se logra recuperar la flexibilidad y alcanzar una relajación muy profunda. El masaje tailandés se considera terapéutico y preventivo. Es ideal para conservar el estado de salud y el bienestar.

Aplicado con cierta regularidad, el masaje tradicional tailandés produce una mejoría en los sistemas nervioso, respiratorio, circulatorio, digestivo e inmunológico. Además disminuye el estrés, relaja las tensiones en todo el cuerpo, eleva en nivel de energía, ayuda a la digestión, combate el insomnio, levanta la autoestima y nos libera de cualquier tipo de bloqueo físico o energético.

Las técnicas utilizadas en el masaje tradicional tailandés son básicamente aplicando presión con las manos, codos y otras partes del cuerpo, que se conjugan con los estiramientos asistidos, que son lentos y sostenidos. Esta combinación de estiramientos con masajes facilita en gran medida a una mayor apertura de las articulaciones, asi como en el aspecto energético.

Los movimientos que se realizan en una sesión de masaje tailandés involucran a la totalidad del individuo en todos sus aspectos, se establece una conexión entre el cuerpo, la mente y las emociones. Uno de los principios del masaje tailandés se basa en la visión holística del ser humano como unidad; cuerpo, mente y espíritu.

Artículos recomendados