Propiedades de la sábila

La sábila es una de las plantas medicinales más populares del mundo, ya que las propiedades del aloe -otro nombre de la misma planta- son útiles para innumerables problemas y enfermedades relacionados con la belleza y la salud. ¿Quieres conocer para qué puedes utilizar la sábila?

Propiedades nutricionales de la sábila

El aloe vera contiene muchas vitaminas -A, C, E, ácido fólico, B1, B2, B3, B6, B12-, minerales -calcio, magnesio, zinc, cromo, selenio, sodio, potasio, hierro, manganeso-. También es rico en aminoácidos, encargados de construir proteínas en el cuerpo; y contiene una gran cantidad de ácidos grasos: tres esteroles vegetales importantes para reducir el colesterol en la sangre, así como también campesterol y b-sitosterol, necesarios para combatir las alergias y los malestares estomacales. También contiene ácido linoleico, mirístico, caprílico, oleico, palmítico y esteárico.

La sábila y la digestión

La mala digestión está relacionada a muchas enfermedades, por lo que una correcta asimilación es la clave para una salud de hierro. Una de las propiedades de la sábila es calmar y limpiar el tracto digestivo y mejorar la digestión. Esto se debe a que el aloe dentro del cuerpo es un adaptógeno, por lo que actúa bien tanto para el estreñimiento como para la diarrea, ayudando a regular los ciclos de eliminación de deshechos.

También es muy útil para personas que padecen de colon irritable, reflujo ácido, ayuda a mantener la flora intestinal en balance y permite eliminar parásitos intestinales. Y como bien dijimos, al mejorar el sistema digestivo permite que el cuerpo elimine las toxinas más rápidamente.

La sábila y el corazón

Algunas investigaciones científicas demuestran que una de las propiedades de la sábila consiste en disminuir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. La sábila aumenta la cantidad de oxígeno que transporta la sangre, reduce el colesterol, regula la presión arterial, mejora la circulación y la oxidación y reduce la posibilidad de formar coágulos.

La sábila y la piel

Entre las propiedades de la sábila encontramos su capacidad para hacer maravillas en nuestra piel: cura heridas de todo tipo -lógicamente, ninguna grave-, quemaduras, abrasiones, psoriasis y picaduras de insectos. También es un analgésico, por lo que nos puede ayudar con el tema del dolor en estos casos.

También es antiprurítico, por lo que puede aliviar la picazón; y es astringente, por lo que es un tratamiento ideal para aquellas pieles grasas o con tendencia acneica. Por su gran contenido en agua, también es un hidratante natural, y previene el envejecimiento mediante el aumento de la elasticidad al reparar el colágeno y la elastina. Mejora la circulación sanguínea, lo que dará a tu piel un aspecto más saludable.

La sábila y el sistema inmune

Los polisacáridos en el gel del aloe vera estimulan los macrófagos, glóbulos blancos del sistema inmune encargados de combatir a los virus. Además, esta planta contiene gran cantidad de antioxidantes, elementos que luchan contra los radicales libres, causantes de muchas enfermedades y del envejecimiento del cuerpo. La sábila también es antipirética, por lo que es muy útil en momentos que queremos bajar la fiebre.

¿Conocías todas las propiedades de la sábila para la salud y la belleza? ¿Cómo sueles utilizar el aloe vera en tu hogar? ¿Eres de los que prefieren los remedios naturales a los medicamentos?

Siguenos en facebook

Artículos recomendados