Propiedades del durazno

El durazno tiene nutrientes indispensables para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Sus aportes incluyen las vitaminas A, B y C, así como también minerales como el potasio, el sodio y el fósforo. Estos compuestos contribuyen a la salud cardiovascular, mejorar la vista y prevenir enfermedades gastrointestinales. Además, luego de comerte un durazno notarás un cambio importante en los niveles de energía de tu cuerpo: ésta aumentará significativamente. Veamos cuáles son los beneficios del durazno para nuestro cuerpo.

Ayuda a bajar de peso

¿Quieres tener unos kilitos menos? Pues bien, el durazno es una de las frutas que más se recomienda si el objetivo es bajar de peso, debido a su bajo contenido calórico. ¿Por qué esta fruta es ideal? El 88% del contenido del durazno es agua, y por ende también es muy fácil de digerir.

El durazno también promueve la secreción de jugos digestivos, ayudando al estómago en su tarea de separar nutrientes de los alimentos que ingerimos.

Limpia los riñones con duraznos

El durazno contribuye a limpiar los riñones y la vesícula biliar. Sin embargo, si lo que queremos es utilizarlo como laxante y diurético natural, no debemos consumirlo cocido o en lata, ya que no surtirá efecto.

Previene enfermedades respiratorias

Las enfermedades respiratorias no solo son molestas, sino que en un punto determinado pueden llegar a ser peligrosas, por lo que consumir regularmente duraznos aumentará los niveles de vitamina C, necesaria para prevenirlas.

Consume más fibra con los duraznos

La fibra es esencial para un buen funcionamiento del sistema digestivo digestión: el durazno es una fruta con importantes cantidades de fibra, por lo que previene el estreñimiento y garantiza la salud del colon. Se estima que una persona debe consumir un promedio de 25 a 38 gramos de fibra diarios, y un durazno cuenta con unos 3 gramos, aproximadamente.

Alto contenido en antioxidantes

Diversas investigaciones científicas han comprobado que la carne y la piel del durazno son ricas en antioxidantes, cuya función principal consiste en eliminar los radicales libres, compuestos que nacen en menor medida de procesos naturales del cuerpo, pero que mayoritariamente provienen de la contaminación y el estilo de vida.

Los radicales libres acaban por ser nocivos para el organismo, por lo que los antioxidantes del durazno no solo eliminan los radicales libres de nuestro cuerpo, sino que también nos protegen frente al envejecimiento, enfermedades como el cáncer y otras producto de la inflamación.

Ver más: Las bondades del durazno

Lo bueno del durazno es que no solo se puede comer crudo, sino que también se utiliza en miles de recetas de cocina por su delicioso sabor y olor. Hoy en día, es una de las frutas más consumidas a nivel mundial, y no es para menos si tenemos en cuenta todas las propiedades del durazno para nuestra salud. ¿Cuál es tu fruta favorita?

Siguenos en facebook

Artículos recomendados