Cuidados para un corazón sano

El 29 de septiembre es el Día Mundial del corazón, algo importante a tener en cuenta si pensamos que más de diecisiete millones de personas mueren todos los años por enfermedades cardiovasculares. Por eso, debemos conocer los cuidados para un corazón sano, algo que no solo nos permitirá ganarle la batalla a las enfermedades cardíacas, sino también gozar de buena salud en general.

Alimentación

Lo ideal es que todos tengamos una dieta equilibrada en la que se incluyan gran cantidad de frutas y verduras, cereales integrales, carnes magras, pescado y legumbres. Así, también debemos evitar el consumo excesivo de sal y azúcar.

Cinco porciones de frutas y verduras al día, pescado dos veces a la semana, consumir fibra todos los días -avena, alcachofas, frambuesas-, así como también alimentos con propiedades antioxidantes como el ajo, las uvas, los kiwis y los frutos rojos. Evita cocinar frituras, los alimentos ricos en grasas saturadas y colesterol -yema de huevo, mayonesa, chorizo, crema-, y aumentar el consumo de grasas monoinsaturadas como las que contiene el aceite de oliva y las almendras.

Ejercicio

El ejercicio puede ser una de las partes que más nos cuesta, por falta de tiempo o costumbre, pero lo cierto es que la mayoría de nosotros somos personas sedentarias, algo completamente dañino para el funcionamiento de nuestro corazón.

Con tan solo media hora de ejercicio diario mantendremos nuestro sistema cardiovascular en forma, reduciendo los niveles de colesterol LDL, triglicéridos, grasa corporal, y mejorando la tolerancia a la glucosa. 

Hábitos saludables

Los hábitos de vida que tenemos influyen directamente en nuestro corazón: por ejemplo, los fumadores tienen tres veces más riesgo de sufrir un infarto, por lo que si fumas, es un buen momento para dejar de hacerlo. El tabaco disminuye la capacidad arterial, dificultando que la sangre circule correctamente hacia el corazón.

Es importante aprender a manejar el estrés -la meditación es una excelente forma de hacerlo-, ya que nuestro corazón se acelera en momentos de nervios o ira.

Control del peso

Ni por debajo, ni por encima: conseguir el peso ideal puede resultarnos un poco difícil, pero es necesario. La obesidad agrava los problemas al corazón, debido a que lo estamos forzando a trabajar de una forma que no es la correcta, además de que aumentamos la posibilidad de formar coágulos sanguíneos.

Acude al médico

Aunque creas que la medicina natural es lo mejor para tu cuerpo, debes acudir al médico para que controle cómo está tu organismo: si los análisis dicen que tu colesterol está por encima de los 240 mg/dl, debes saber que tienes el doble de posibilidades de sufrir un infarto.

Por otra parte, la presión arterial por encima de 140/90 mmHg es un factor de riesgo, ya que pueden lesionarse las arterias del corazón.

Con estos ciudados para un corazón sano conseguiremos mantener nuestro estado de salud. Recuerda: el 80% de los infartos son prevenibles, toma las medidas adecuadas. ¿Cómo cuidas tú tu corazón?

Siguenos en facebook

Artículos recomendados