Propiedades curativas de la papaya

Imagen de Lucia Vazquez
Enviado por: Lucia Vazquez

La papaya es una fruta tropical de colores brillantes, con una pulpa jugosa, deliciosa y suave. Pero además de ser exquisita para todos los sentidos -el gusto, el aroma, pero también la vista-, las propiedades curativas de la papaya que podemos aprovechar son increíbles, te invito a conocer algunas de ellas.

Propiedades de la papaya

La papaya tiene la capacidad de satisfacer las necesidades diarias de proteínas, carbohidratos, azúcar vitaminas -principalmente vitamina C- y minerales. Por esta razón, es un alimento que brinda mucha energía y nutrientes, ideal para niños, embarazadas y madres lactantes.

Tiene también grandes cantidades de fibra dietética, ácido fólico, calcio, hierro y antioxidantes. Y por si fuera poco es baja en calorías y en sodio, ideal para personas que deben seguir una dieta o tienen hipertensión.

Curarse con papaya

Investigaciones científicas han descubierto que la papaya tiene una enzima digestiva en su jugo que ayuda al cuerpo a asimilar el máximo valor nutricional de los alimentos consumidos. Por otra parte, la papaína ayuda a las personas con problemas digestivos, como por ejemplo aquellas que sufren deficiencia de jugos gástricos, exceso de mucosidad estomacal, dispepsia e irritación intestinal, estreñimiento, hemorroides y diarrea crónica.

Además, tiene el poder de destruir parásitos intestinales. Este tratamiento comienza con la ingesta de 30-60 ml. de aceite de ricino mezcladas en 250 ml. de agua tibia, dos horas después consumir una cucharada de jugo de papaya, una cucharada de miel y tres cucharadas de agua caliente. El tratamiento debe seguirse por dos días. No solo la papaína, sino también las semillas y las hojas de la papaya tienen este poder de destrucción de lombrices.

Aquellas mujeres que sufran irregularidades menstruales encontrarán su solución en la papaya. Esta fruta, cuando aún no ha madurado, provoca contracciones musculares del útero, que aseguran el sangrado.

Las semillas negras de la papaya son una buena receta contra la cirrosis causada por alcoholismo o desnutrición. Debemos molerlas hasta hacer una especie de jugo y mezclarlo con diez gotas de jugo de limón y beber dos veces al día durante un mes. Si necesitamos ampliar nuestro bazo, debemos cortar en trozos una papaya muy madura y ponerla durante una semana en vinagre. Luego debemos comer 20 gramos de la fruta en dos comidas principales.

Si nos duele la garganta, el jugo de la papaya mezclado con miel mejora las amígdalas inflamadas y evita que las enfermedades infecciosas se propaguen.

Las propiedades anti inflamatorias de la papaya permiten aliviar el dolor por lesiones deportivas, por artritis reumatoide y osteoartritis. Al mismo tiempo, los antioxidantes que contiene esta fruta permiten destruir el colesterol, mejorando la salud cardiovascular y fortalecen el sistema inmunológico para evitar gripes y resfriados. También alivia los efectos secundarios de los tratamientos del cáncer, principalmente la dificultad para tragar y las llagas en la boca.

La papaya para la piel

La papaya es ideal para tratar inflamaciones, supuraciones de pus, callos, verrugas, granos y otras enfermedades cutáneas. Además, el jugo elimina las pecas y las manchas de la piel y la suaviza. La pasta de papaya se aplica en enfermedades de la piel como la tiña.

Las propiedades curativas de la papaya son variadas, y esta fruta puede ser utilizada de diversas formas para aprovecharla, en platos dulces y salados. ¿Te gusta la papaya? ¿Conocías sus propiedades? Si deseas conocer las propiedades de alguna otra fruta, no tienes más que dejarnos tu comentario.

Artículos recomendados