Flemas crónicas, ¿por qué se producen?

Imagen de Yulieth Mora
Enviado por: Yulieth Mora

Todos en algún momento de la vida hemos tenido que ver con las flemas; pero el problema no es ese. Lo que realmente preocupa es saber si tienes flemas crónicas y por qué se producen. Aunque no lo creas miles de personas en el mundo pasan por ello y hoy hablaremos de este tema que impide respirar con tranquilidad a más de uno.

¿Se puede tener flemas crónicas?

Es cierto, alguien puede tener flemas crónicas que en términos médicos es denominada ‘hipersecreción mucosa crónica’ y puede presentarse o asociarse gracias a otras enfermedades como el asma, la bronquitis crónica o algunas alergias de tipo ocupacional. Estas son las razones por las que pueden aparecer flemas crónicas.

Rinitis alérgica

 

La rinitis alérgica o fiebre del heno es muy común y afecta a una de cada 5 personas. Los síntomas de esta enfermedad comienzan inmediatamente después de la exposición a la sustancia alérgica y puede tratarse de efectos de larga duración. Dentro de sus síntomas está la tos, la secreción nasal, la picazón de ojos. El motivo por el que más se produce es por ejemplo, por el polen de los árboles, pastos y malezas, incluso el moho, la caspa de las mascotas y los ácaros del polvo.

Alergias a lo alimentos

Una de las causas de flemas crónicas puede ser, por ejemplo, a las alergias alimentarias. Aunque no es muy regular sucede, es el caso de las personas que tienen alergia a la leche quienes experimentan flujo nasal, tos, y picazón en los ojos. Este tipo de alergias debería ser identificado a la mayor brevedad pues es posible que los síntomas de la alergia también desembocan en problemas gastrointestinales, dolor abdominal y diarrea.

Bronquitis crónica

Una de las enfermedades que más causa flemas crónicas es la bronquitis crónica, pues está afección podría hacer que sus síntomas como las flemas y la tos duren por lo menos 3 meses. Una de las causas más comunes de bronquitis crónica, según el Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos, es el consumo de tabaco. Aunque no es la única razón pues se sabe que las alergias infantiles, el asma y la exposición a ambientes irritantes podrían ser también causas de esa afección.

Una de las mejores formas para cuidar tu garganta cuando tienes flemas es no toser o carraspear fuerte, pues esto podría irritar tu garganta y flemas. Lo ideal en estos casos según los expertos es beber suficiente agua. Ahora ya sabes por qué se puede producir las flemas crónicas.

Artículos recomendados