Ejercicios para fortalecer la espalda en casa

Cuando hablamos de la espalda nos referimos a una parte central de nuestro cuerpo, sin embargo es una de las partes que más maltratamos por cuenta de nuestra mala postura y falta de ejercicio, allí hemos acumulado el estrés y es hora de combatir el dolor con unos ejercicios para fortalecer la espalda en casa.

Estamos seguros que no te restarán mucho tiempo de tu día, un par de minutos, una colchoneta y nada de excusas para poner tu espalda en forma. ¿Preparada?

Ejercicio 1 – Hundir el suelo

Toma una colchoneta y acuéstate en ella, boca abajo. Apoya las palmas de las manos, los antebrazos y la punta de tus pies. Ahora haz como si quisieras empujar el piso hacia abajo, intenta hundirlo levantando los dedos de los pies, los codos y los antebrazos, sin olvidar que tu espalda debe estar recta desde la cabeza a los talones. Mantén tu posición durante un par de segundos y luego repite el ejercicio durante 2 minutos.

Ejercicio 2 – Piernas arriba

Recuéstate boca arriba. Ahora apoya la planta de un pie con la rodilla pero apuntando hacia arriba. Ahora contrae los abdominales y extiende la otra pierna en el aire más o menos a una altura de 15 centímetros sobre el suelo. Sostén la posición durante unos 5 segundos, luego baja lentamente manteniendo tu espalda y carderas rectas. Realiza unas 10 o 15 repeticiones y alterna el ejercicio entre las dos piernas.

Ejercicio 3 – Cuatro patas

Necesitas colocarte en cuatro patas sobre una colchoneta y mantener las rodillas flexionadas a la altura de la cadera. Las palmas de las manos deben estar apoyadas a la altura de los hombros, ahora extiende tu brazo derecho hacia adelante y la pierna izquierda hacia atrás. Lo ideal es que la posición se prolongue por 5 segundos y luego cambies de pierna y brazo, repite entre 10 y 15 veces.

Ejercicio 4 - Flexión

Para este ejercicio debes colocarte boca arriba, luego debes flexionar las piernas de manera que tus muslos queden a 90 grados y las pantorrillas paralelas al suelo. Luego suavemente, baja la pierna derecha hasta que los dedos toquen el suelo. Regresa a la posición inicial, muy despacio y repite entre 10 y 15 veces.

Recuerda que fortaleciendo los músculos de tu espalda ellos tendrán menos presión, potenciarán su función y mejorarán tu postura. Una espalda recta es sinónimo de longevidad. 

Siguenos en facebook

Artículos recomendados